Fundación BORREDÁ - Jornada informativa

07.10.2019


Reglamento europeo de drones y el uso de RPAS como herramienta para la seguridad



Una vez más y para dar respuesta a la demanda del sector de la Seguridad, la Fundación BORREDÁ ha promovido una Jornada Informativa en la que se aclaren dudas y se exponga, por parte de todos los actores implicados, las necesidades, posibilidades, normativas y conceptos que afectan al uso de Sistemas Aéreos Pilotados Remotamente (RPAS) en la seguridad privada.

Para la ocasión, y con la colaboración de SEGURITECNIA se ha contado con la participación de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (CNP, GC, Policía Municipal de Madrid), expertos, fabricantes y empresas usuarias que, han estado a disposición de las preguntas del muy elevado público.

La gran acogida a esta jornada, obligó a la organización a abrir un segundo salón de asistentes, desde donde fácilmente pudieron seguir las conferencias e interactuar con los ponentes.

En este caso, las preguntas del público dinamizaron el evento y lo convirtieron en una práctica jornada de formación e información, donde además y gracias a la propia aplicación del evento, las preguntas y los resultado de votaciones de las cuestiones planteadas, plasmaban al momento el interés general y las opiniones más diversas. Un diez a esta iniciativa de conectividad e inmediatez, a la que BORRMART EVENTOS ya nos está acostumbrando en sus propuestas.

Por su lado, EVERIS como patrocinador del evento, y empresa española referente en fabricación de RPAS, mostró una gama de productos creados para esta industria. Algunos de ellos se pudieron ver, tocar y examinar por parte de los asistentes en una pequeña exposición, en la que además de conocer de primera mano sus capacidades, se nos acercó en el presente a lo que parecían realmente soluciones futuristas. Conocedores de las necesidades del mercado de la seguridad, desde EVERIS proponen la adaptación del servicio a la necesidad del cliente, conformando RPAS con capacidades muy razonables y soluciones directas para las empresas. Su bagaje y profesionalidad al frente de innumerables proyectos nacionales e internacionales, les convierten en un óptimo proveedor del sector.


La implicación de la tecnología en todos los aspectos de la vida cotidiana no es desconocida para nadie, pero está claro que determinados sectores requieren un proceso de adaptación normativa mayor que el usuario de calle.

El sector de la Seguridad Privada, está sujeto a normativas e implicaciones legales que le hacen peculiar, tanto por lo particular de sus actuaciones, como por lo "exquisito" que ha de ser su procedimiento y resultados al tratar un tema tan sensible, y estar insertos en una actividad tan próxima a las FFCCS.

Estas empresas son conocedoras ya, de procedimientos formativos y cumplimientos legales que le afectan directamente por su proximidad al ciudadano, por ello y en el caso del uso de RPAS, deben adentrarse en el proceso de tecnificación con "pies de plomo".

La combinación de leyes que les afecta LSP, RGPD, LOPD, 1/1982, etc... está en el caso de los drones, incrementada con el cumplimiento de los requisitos marcados actualmente por el R.D. 1036/17, que les condiciona a la realización de escrupulosos procedimientos de actuación, formación de personal en diversos ámbitos y establecimiento de protocolos que justifiquen y ejemplaricen el trato al "bueno", en su defensa de este, frente al "malo", difícil labor.

No por lo complejo, las empresas españolas de este sector, dan un paso atrás. He podido comprobar como la mayoría de ellas, estudian y dan los primeros pasos en la implementación de drones en sus labores. Incipientemente pero de manera firme los drones prestarán, como ya lo hacen en nuestras FFCCS, servicios de indudable valor, alejando a los vigilantes del peligro, procediendo a la identificación de situaciones sospechosas de manera más ágil, promoviendo la disuasión en situaciones que están a punto de desencadenarse, etc...

Está claro que no se trata de comprar un "aparato" y echarlo a volar, no es eso. Pero los primeros pasos ya se están dando y el ratio de competitividad por servicios, así como la cercanía de la sensación de seguridad constante, serán la carta de presentación de nuestras empresas al cliente potencial.

La implicación del sector en la aplicación de "nuevas" tecnologías del tipo RPAS, RFID, AI, IoT, etc... será en breve algo tan común como los CCTV, CRA, etc...

Los Reglamento de Ejecución Europeos, la actual y/o nueva norma nacional (en el puchero), y los avances en mitigaciones de riesgos que los fabricantes están poniendo en el mercado, facilitarán las cosas. Hay que adentrarse en las nuevas soluciones para ofrecer productos innovadores y de calidad, acordes a la demanda del cliente y en concordancia con las posibilidades empresariales.

No puedo dejar de decir lo de siempre, informarse y consultar son acciones propias de quien no espera a que los cambios le arrollen.