Pasado y futuro juntos en el sector vitivinícola, SmartRural.

26.10.2018

En España, nos implicamos en la adaptación tecnológica de los sectores primarios.

¡¡¡ Ciclogénesis tecnológica en el sector vitivinícola !!!


Durante el pasado 26 al 28 de Octubre, tuvimos el privilegio de conocer de primera mano dos importantes actividades que "maridan" perfectamente dos mundos aparentemente antagónicos, un encuentro entre el pasado, las costumbres ancestrales y los procesos más artesanales en la elaboración de los mejores "caldos de la tierra", y el futuro con la tecnología más moderna y disruptiva, los drones.

En este viaje maravilloso, he podido disfrutar de la compañía de Alberto Pérez, Ernesto Barbero, Israel Quintanilla y Sergio Rodríguez, que me han aguantado y me han enseñado de todo, dándome cariño, lecciones, amistad y ejemplo. Un abrazo amigos/hermanos.

Los encargados de "madurar" esta maravillosa experiencia para el cerebro y los sentidos, han sido los profesionales de SmartRural y al frente de ellos su CEO Sergio Rodríguez González.

Durante estas jornadas por la Ribera de Duero, varios profesionales del sector de los drones, la tecnología, la conectividad y el sector agrario, hemos recorrido múltiples bodegas de esta maravillosa "D.O", donde hemos sido aleccionados cual aprendices en una "cata" sin igual, de los valores que la "vetusta" industria "vinícola y vitivinícola" demandan de la "bisoña" aviación robótica y los procesos de agricultura de precisión.

Es importantísimo resaltar que este sector, (Según la FEV y la OEMV) representa en España un número de aproximadamente 4500 bodegas, más de 4000 exportadoras de vino.

España es además el primer viñedo del mundo, con 951.693 hectáreas plantadas en todas sus comunidades autónomas.

La producción media de los últimos 5 años es de 42 millones de hectólitros, lo que sitúa a España entre los tres principales productores del mundo, según el año.

Por comunidades, Castilla La Mancha es la principal región productora con más de un 60% del total, seguida de Extremadura, Cataluña y Valencia.

Las exportaciones se han multiplicado por cinco en los últimos 25 años en volumen. En 2014, se exportaron 21,8M de Hl. y España se convirtió en el primer exportador mundial.

Así pues, con estos datos, hay que tener claro dos cosas:

  • Debemos dar la importancia que se merece al sector por su trabajo y esfuerzo, en pro de una excelente labor y la repercusión sobre el resto de sectores transversales.
  • El sistema de trabajo e implicación "al alza" de nuestros empresarios vinícolas y vitivinícolas en los nuevos modelos productivos y la implantación de técnicas modernas en los procedimientos, lo convierten en un sector óptimo para desarrollos y aplicaciones tecnológicas.

SmartRural por su parte, desarrolla e implementa en estos procesos de antaño, nuevos aires y respuestas que benefician a la recolección, gestión y procesado de datos "agro" tan necesarios para prever, evaluar y reaccionar a tiempo.

Su sistema integral de respuesta al cliente, estudia las necesidades y evalúa las mejores opciones disponibles en el mercado para gestionar la eficaz respuesta que los cultivos demandan. Una agricultura sostenible en pro de una producción abundante y de calidad.

Por ejemplo, GeoCeres de SmartRural es una plataforma webGis, es decir, es una aplicación web que engloba las bases de datos e históricos de las explotaciones agropecuarias, para poder observar y analizar los datos de manera eficiente y tomar decisiones inteligentes.

Es increíble ver lo sencillo que se instala y usa la plataforma de Agroguía de SmartRural, dotando a los sistemas de fertilización y abonado de inteligencia GPS.

La mayoría de las explotaciones agropecuarias llevan años recogiendo datos (análisis foliares, análisis de suelos, producción, podas, fertilizaciones, cosechas, imágenes de satélite/drones...). Sin embargo, estos datos tienden a quedar desestructurados en hojas de cálculo u otros documentos, SmartRural nos ha demostrado que la gestión inteligente de los datos, redunda en una mejor producción.

El uso del dron (multirrotores y alas fijas esencialmente) en la recolección de datos, ha facilitado y acelerado el proceso, ahora no dependemos de los largos plazos de antes, ni de la climatología adversa en igual medida.

La implementación de estas nuevas herramientas a todo lo largo del proceso productivo es prácticamente imperceptible en cuanto a molestias y tiempo, mientras que resulta muy atractivo en lo beneficioso de las soluciones.

Procesos como la teledetección, la geomorfometría o el análisis del terreno, búsqueda de estrés hídrico, cálculo de niveles óptimos de humectación, abonado y/o tratamientos fitosanitarios, son solo algunas de las labores que con el uso de las últimas tecnologías, permiten asegurar cosechas y calidad de las mismas, ahora de manera más sencilla y predecible.

La visita a bodega, pasando por el viñedo, la vendimia, y todo el proceso de creación del vino, desde la vid de espaldera al oscurecido cristal de la botella, nos ha ofrecido ver la "fermentación" de un concepto teórico en una aplicación práctica.

Juan Carlos Vizcarra y su personal, han sabido desde Bodegas Vizcarra "encandilar" a estos visitantes ocasionales. La magia del proceso, el mimo en el detalle, la limpieza y técnica demostrada por cada integrante del equipo, no podía tener otra respuesta que un "caldo" supremo, redondo, elegante, equilibrado y a la vez sorprendente.

Sus vinos, todos y cada uno comparten apellido, VIZCARRA, cuna y cariño, pero sus nombres difieren como sus defensores y seguidores, a mí, particularmente tres me han conquistado por su similitud, por su diferencia, por su entusiasmo en la elaboración, el cariño al "decantarlos", pero sobre todo, por el placer al "embocarlos" en mi gaznate. Torralvo, Celia e Inés.

Hormigón, acero, madera y cristal, microchip, cloud y dron, ahora si tienen significado juntos. SmartRural lo ha conseguido.

Como colofón a esta vasta experiencia, podemos decir que el "retrogusto" ha sido grato en paladar, perdurable en nariz y enriquecedor en lo profesional y humano.

Profundo agradecimiento a todos los que han hecho posible la experiencia y a las bodegas que tan amablemente nos han abierto sus puertas, sus cultivos, sus procesos y sus maravillosos caldos.



Y POR SUPUESTO, RECORDAD, SIEMPRE ANTES DE VOLAR HAY QUE HACER TODAS LAS COMPROBACIONES NECESARIAS Y CUMPLIR LAS NORMAS.